¡SOY BOHEMIA ! ¿Y QUÉ?

Siempre me preguntan ¿que es ser Bohemio? les respondo : El Bohemio vive por vivir , se llena de angustia sin tener por qué, pero está alegre cuando otros no están.

El Bohemio vive su vida incansable de ideas ,algunas creativas y otras filosóficas, todas para hacer de su vida un paraíso. El Bohemio no teme, solo porque él vive su vida como quiere, ahora sin causarles daños a sus semejantes. Vive la vida con principios y hasta con responsibilidad pero hace lo que quiere cuando quiere. En la música encuentra pinturas, en las poesías encuentra música, y en las pinturas encuentra versos ...es así mientras que se bebe su copa y sin faltar un café en un bar escondido adonde solo se lee por la media luz y la atmósfera del tabaco. La noche es su tarima....ahi baila, canta, bebe, conversa y admira a otros como él. Se proclama el duende de la noche. Ve el mundo con otros ojos ...él ve colores en el cielo nublado, ve la melancolía en una rosa brillante en su esplendor.

Gracias a todos que entienden estas breves letras. ¡SÍIIIIIII!!!! ¡Soy una Bohemia !!! ¿y Qué?

Utiliza este servicio

Seguidores

Google+ Followers

Delfina Acosta presenta su libro: "El club de los melancólicos"

Será presentado el libro de cuentos "El club de los melancólicos" ( que lleva el sello editorial de Servilibro ), de Delfina Acosta, el jueves 7 de octubre, a las 19 hs, en el local del Ateneo Paraguayo ( Nuestra Señora de la Asunción 820 c/ Humaitá ).

La presentación estará a cargo del escritor y poeta Victorio V. Suárez.

La autora leerá uno o dos cuentos. Al término del acto se ofrecerá un brindis a los presentes.


En relación con la obra, dice la escritora Tania Alegria:


En “El club de los melancólicos” escuchamos una vez más la sonora voz literaria de Delfina Acosta, cuyo timbre de autenticidad trae al lector realidades, fantasías, leyendas y costumbres de la Latinoamérica profunda.

Lo real, lo imaginario y lo simbólico en la vida de Villeta, el pueblo paraguayo en el que pasó su infancia y adolescencia, y de donde brota el manantial de sus creaciones, dejan su impronta en la escritora Delfina Acosta, como lo dejaron los llanos venezolanos en Rómulo Gallegos, los campos de Guatemala en Miguel Ángel Asturias, Aracataca en el colombiano Gabriel García Márquez, Apulco de Jalisco en Juan Rulfo, Maracay en Arturo Uslar Pietri, Guayaquil en el ecuatoriano José de la Cuadra y El Cotorro, de Cuba, en Alejo Carpentier.

Como en la obra de los demás exponentes del género literario denominado realismo mágico, que marcó decisivamente la literatura sudamericana del siglo XX, los personajes de la autora juegan con los elementos irreales como si les llegaran por la intuición o los sentidos, y fluyen en un tiempo cíclico en el que el presente y el pasado se entrelazan para formar el tejido de su narrativa.

 

No hay comentarios: