¡SOY BOHEMIA ! ¿Y QUÉ?

Siempre me preguntan ¿que es ser Bohemio? les respondo : El Bohemio vive por vivir , se llena de angustia sin tener por qué, pero está alegre cuando otros no están.

El Bohemio vive su vida incansable de ideas ,algunas creativas y otras filosóficas, todas para hacer de su vida un paraíso. El Bohemio no teme, solo porque él vive su vida como quiere, ahora sin causarles daños a sus semejantes. Vive la vida con principios y hasta con responsibilidad pero hace lo que quiere cuando quiere. En la música encuentra pinturas, en las poesías encuentra música, y en las pinturas encuentra versos ...es así mientras que se bebe su copa y sin faltar un café en un bar escondido adonde solo se lee por la media luz y la atmósfera del tabaco. La noche es su tarima....ahi baila, canta, bebe, conversa y admira a otros como él. Se proclama el duende de la noche. Ve el mundo con otros ojos ...él ve colores en el cielo nublado, ve la melancolía en una rosa brillante en su esplendor.

Gracias a todos que entienden estas breves letras. ¡SÍIIIIIII!!!! ¡Soy una Bohemia !!! ¿y Qué?

Utiliza este servicio

Seguidores

Google+ Followers

Amado X;Claudia Bürk,



Hoy persigo tu recuerdo en el aire, sumida en un absoluto mutismo emocional, ensayo la indiferencia, a puro temor. Y cuando finalmente te veo acercarte en el éter, - cuesta arriba, cuesta abajo, desde cualquier ángulo posible - el corazón me arde entre llamas, tu presencia se torna eclipse inesperado, mientras, incontroladamente, el temblor de mis manos hace tiritar todo mi cuerpo.

Te llevo metido en cada latido del corazón.

Pero nunca entenderás ni valorarás lo que llego a sentir. Es tan insignificante en la grandeza del mundo.

La ilógica de las apariencias suele robarme la voz, mientras tú como mucho, me espetas una ojeada a la que te respondo tornando los ojos al suelo.

Tú y yo, compartimos poco más que el silencio.

Tú, concentrado en lo tuyo, dejas que mis ojos te cerquen. Quedas completamente absorto, hasta que algunas veces tu mirada se escabulle, para detenerse retozona a mis alrededores y con cada duelo visual con en el que se parecen enzarzar nuestras miradas por pura casualidad, intuyo en ti una ternura insospechada, que jamás llegaré a conocer.

Tan sólo me quedan las palabras escritas. Cartas a ti, que son mi voz desde hace ya algún tiempo, la que nunca podrás escuchar, pues queda transitoriamente oprimida en mi interior, debido a los cercos de este idioma, que aún nadie desde mí ha hecho suyo, mientras inconexas emociones no hallan el camino de salida desde mi corazón.

La nostalgia merodea en mí como un pájaro herido con una lenta espina clavada en su corazón; no puede desterrarte de mis neuronas, y sé, que aún te quedarás por un largo tiempo (ése que da una vida), revoloteando como un pajarillo herido en una trampa, de la que no puede escapar.

¿Cómo olvidarse de quién propuso la felicidad verdadera?

¿Cómo, los minutos dichosos?

Si, recuerdo, como tu visión se me antojaba eterna, el tiempo parecía detenerse en mi pupila, ahora, sin embargo, comprendo tristemente que todo, pronto, quedará consumido por una fogata de recuerdos.

Pero hay algo que persiste en el tiempo, en el espacio, en las vidas y en la muerte. Con que lo sienta uno solo, basta.

Me conformaría saber que alguna vez te he ilusionado, que quedará algún eslabón que te haga recordarme, añorar alguna de mis cartas y que esa esperanza me permita retomar el camino en mi memoria por el que volver a ti una y otra vez.

Buscaré esconder en algún lugar inaccesible el tiempo que nunca existió y desmoronó mi único deseo: el de llegar a ti.

Desde la alquimia de mis mejores deseos,

espero que seas muy feliz:



C.

No hay comentarios: