¡SOY BOHEMIA ! ¿Y QUÉ?

Siempre me preguntan ¿que es ser Bohemio? les respondo : El Bohemio vive por vivir , se llena de angustia sin tener por qué, pero está alegre cuando otros no están.

El Bohemio vive su vida incansable de ideas ,algunas creativas y otras filosóficas, todas para hacer de su vida un paraíso. El Bohemio no teme, solo porque él vive su vida como quiere, ahora sin causarles daños a sus semejantes. Vive la vida con principios y hasta con responsibilidad pero hace lo que quiere cuando quiere. En la música encuentra pinturas, en las poesías encuentra música, y en las pinturas encuentra versos ...es así mientras que se bebe su copa y sin faltar un café en un bar escondido adonde solo se lee por la media luz y la atmósfera del tabaco. La noche es su tarima....ahi baila, canta, bebe, conversa y admira a otros como él. Se proclama el duende de la noche. Ve el mundo con otros ojos ...él ve colores en el cielo nublado, ve la melancolía en una rosa brillante en su esplendor.

Gracias a todos que entienden estas breves letras. ¡SÍIIIIIII!!!! ¡Soy una Bohemia !!! ¿y Qué?

Utiliza este servicio

Seguidores

Google+ Followers

Cuentos breves

Esta vez fue verdad 

Cuando comenzó a hacerse borrosa la imagen de María supe que no volvería a verla ya nunca más. ¿Podría ella ser feliz a partir de ahora?

Un sentimiento de culpa la acosaría cada vez que mi rostro inicialmente de sorpresa, de dolor después, finalmente relajado antes de irse, asomara a sus recuerdos.

Cerré lentamente mis ojos ya inútiles y aspiré por la boca una porción de aire como si pretendiera absorber una medida igual de la preciada vida.

Sentí que María quitaba poco a poco el cuchillo de mi cuerpo, hendido profundamente en ese pecho que albergaba un corazón que alguna vez le mentí que era de ella.

Luego percibí que se alejaba hacia la puerta. Eso sí pude oírlo, aunque llegaba el sonido de sus pasos lejano e impreciso.

Caí al suelo y aquí he quedado, esperando impotente la muerte y esa paz que pocas veces conocí pero que ahora sería para siempre.

Como el “para siempre” que también mentí a María tras un “te amo” que me ganó su amor.

Pero no falté a la verdad cuando pudo ver que moría por su mano.

Al menos, esta vez no le mentí.

No hay comentarios: