¡SOY BOHEMIA ! ¿Y QUÉ?

Siempre me preguntan ¿que es ser Bohemio? les respondo : El Bohemio vive por vivir , se llena de angustia sin tener por qué, pero está alegre cuando otros no están.

El Bohemio vive su vida incansable de ideas ,algunas creativas y otras filosóficas, todas para hacer de su vida un paraíso. El Bohemio no teme, solo porque él vive su vida como quiere, ahora sin causarles daños a sus semejantes. Vive la vida con principios y hasta con responsibilidad pero hace lo que quiere cuando quiere. En la música encuentra pinturas, en las poesías encuentra música, y en las pinturas encuentra versos ...es así mientras que se bebe su copa y sin faltar un café en un bar escondido adonde solo se lee por la media luz y la atmósfera del tabaco. La noche es su tarima....ahi baila, canta, bebe, conversa y admira a otros como él. Se proclama el duende de la noche. Ve el mundo con otros ojos ...él ve colores en el cielo nublado, ve la melancolía en una rosa brillante en su esplendor.

Gracias a todos que entienden estas breves letras. ¡SÍIIIIIII!!!! ¡Soy una Bohemia !!! ¿y Qué?

Utiliza este servicio

Seguidores

Google+ Followers

Carta de amor de Soledad (de Raquel Marrodán)

Carta de amor de Soledad (de Raquel Marrodán)



Amor mío:

Te escribo, porque para mí, es mucho más sencillo, que decírtelo verbalmente. Si no llegaste , es porque todavía no era el momento, o porque, tal vez, estabas en la búsqueda como yo, y no te diste cuenta de que pasé por tu lado. Te estoy esperando hace muchos años, diría que durante toda mi vida. A los veinte años, creí que eras vos, y nos casamos, Tuvimos una hija, y convivimos sólo cuatro años. Pero no, me había equivocado. Me dije: “ errar es humano”, y me armé nuevamente, para seguir mi camino.

Años más tarde, me sentí tan sola, que volví a buscarte.. Te encontré de casualidad, en el cumpleaños de una amiga. Fue un flechazo. No entiendo que pasó, porque al principio no me gustaste. Al poco tiempo, decidimos irnos a vivir juntos. Esta vez no tuvimos hijos, pero fueron años de amor y de dolor, que me marcaron mucho, Cuando me quise dar cuenta, se me habían ido los años sin que aparecieras de la manera que yo necesitaba. Y nuevamente me dije : “errar es humano”.

Me volví a sentir sola. Te busqué en distintos ojos, en diversas bocas, pero a cada paso que daba, me volvía a equivocar. Me pregunté que estaba pasando. Un día encontré la respuesta: “el amor estaba dentro de mí, no afuera”. Ahora no tengo miedo a la soledad, porque estoy “conmigo”, y sigo esperándote que llegues, porque se que vas a llegar, mi compañero de vida, mi alma gemela.

Soledad

No hay comentarios: