¡SOY BOHEMIA ! ¿Y QUÉ?

Siempre me preguntan ¿que es ser Bohemio? les respondo : El Bohemio vive por vivir , se llena de angustia sin tener por qué, pero está alegre cuando otros no están.

El Bohemio vive su vida incansable de ideas ,algunas creativas y otras filosóficas, todas para hacer de su vida un paraíso. El Bohemio no teme, solo porque él vive su vida como quiere, ahora sin causarles daños a sus semejantes. Vive la vida con principios y hasta con responsibilidad pero hace lo que quiere cuando quiere. En la música encuentra pinturas, en las poesías encuentra música, y en las pinturas encuentra versos ...es así mientras que se bebe su copa y sin faltar un café en un bar escondido adonde solo se lee por la media luz y la atmósfera del tabaco. La noche es su tarima....ahi baila, canta, bebe, conversa y admira a otros como él. Se proclama el duende de la noche. Ve el mundo con otros ojos ...él ve colores en el cielo nublado, ve la melancolía en una rosa brillante en su esplendor.

Gracias a todos que entienden estas breves letras. ¡SÍIIIIIII!!!! ¡Soy una Bohemia !!! ¿y Qué?

Utiliza este servicio

Seguidores

Google+ Followers

Hoy cumplo 60 - Un relato de Daniel Aníbal Galatro - 1

Era una lluvia fina y persistente. Tan fina que parecían necesarias miles de esas gotas para formar una sola lágrima. Tan persistente que daba la impresión de que siempre hubiese estado cayendo y de que seguiría cayendo por siempre.

La miraba a través de los cristales, húmedos por fuera y por dentro. Por fuera, bañados por la lluvia fina y persistente. Por dentro, empañándose poco a poco con el vapor de la habitación tibia y con el vapor de mi aliento.

Tenía que salir, a pesar de la lluvia. Quería salir. La habitación tibia me iba pareciendo hora tras hora más pequeña. Sus paredes, cuya mala pintura era apenas un casi totalmente descascarado mal recuerdo, se empecinaban en deslizarse lentamente cada una hacia la opuesta, y yo, en medio de ellas, más oprimido, más atrapado. Si me quedaba allí, moriría aplastado entre esas cuatro odiadas paredes descascaradas.

Del viejo perchero tan estropeado como la habitación colgaba mi gabán gris junto a una bufanda que alguna vez me tejieran intentando que me cuidara del frío. cosa que nunca hice. La bufanda me vio partir sin que supiéramos, ni ella ni yo, que jamás volveríamos a encontrarnos.

(continuará)
Daniel Aníbal Galatro
dgalatrog@hotmail.com

---

Viajando por Nuestro Mundo
http://olgaydaniel.blogspot.com/

No hay comentarios: