¡SOY BOHEMIA ! ¿Y QUÉ?

Siempre me preguntan ¿que es ser Bohemio? les respondo : El Bohemio vive por vivir , se llena de angustia sin tener por qué, pero está alegre cuando otros no están.

El Bohemio vive su vida incansable de ideas ,algunas creativas y otras filosóficas, todas para hacer de su vida un paraíso. El Bohemio no teme, solo porque él vive su vida como quiere, ahora sin causarles daños a sus semejantes. Vive la vida con principios y hasta con responsibilidad pero hace lo que quiere cuando quiere. En la música encuentra pinturas, en las poesías encuentra música, y en las pinturas encuentra versos ...es así mientras que se bebe su copa y sin faltar un café en un bar escondido adonde solo se lee por la media luz y la atmósfera del tabaco. La noche es su tarima....ahi baila, canta, bebe, conversa y admira a otros como él. Se proclama el duende de la noche. Ve el mundo con otros ojos ...él ve colores en el cielo nublado, ve la melancolía en una rosa brillante en su esplendor.

Gracias a todos que entienden estas breves letras. ¡SÍIIIIIII!!!! ¡Soy una Bohemia !!! ¿y Qué?

Utiliza este servicio

Seguidores

Google+ Followers

INSPIRATION FEST


EL FESTIVAL DE CREATIVIDAD Y CULTURA DIGITAL MÁS ECLÉCTICO DE BUENOS AIRES


Es sábado y la tarde comienza a colarse en el día. Afuera llueve y, en la vereda de enfrente, el albergue transitorio se llena en silencio. Pero acá, en las salas de la Ciudad Cultural Konex, las cosas son mucho más explosivas. Hace tiempo –para algunos, fue en otra era geológica– la gripe A dejó de ser considerada el enemigo público N° 1 y aun así los presentes respiran virus mentalmente fuertes. Se exponen porque quieren: de hecho, vienen a ser contagiados, a abrir los ojos y la boca y llenarse de asombro, a ser tocados por virus-ideas de todo tipo, clase y color.

Así es la primera edición del Inspiration Fest Buenos Aires, un evento –atípico y estimulante– organizado por la división contenidos de la revista 90+10. Por los carteles y el nombre de esta propuesta, cualquier paseante desprevenido que camina por la calle Sarmiento podría llegar a pensar que se trata de una reunión de autoayuda o de motivación (de esas a los que asiste Jim Carrey en la película Yes Man). Pero estaría equivocado: el Inspiration Fest consiste, más bien, en un festival de cultura digital, aquel no tan nuevo escenario que se abrió cuando a muchos –bueno, a no tantos– se les prendió la lamparita y comenzaron a advertir que las tecnologías no tenían por qué tener exclusivamente un uso, un “servir para”. También podían ser el trampolín, el medio y el fin –todo en uno– para expresar algo, lo que sea, una inquietud, una opinión, una mirada sobre el mundo.

En el métier de la cultura digital se sabe: las tecnologías no sólo tienen una pragmática y una retórica, sino sobre todo una poética.

EL ESTILO DE LA CURIOSIDAD. Y acá todos quieren escucharla, saber qué hay de nuevo, qué hay de impactante, qué les puede hacer detonar la cabeza (metafóricamente, claro): están los asistentes arty, diseñadores con remeras expresivas, los (y las) de pantalón chupín, los morrales que cuelgan y se bambolean de los hombros, los iPod que se desenfundan, se acarician y se vuelven a guardar, los extraños peinados nuevos y demás señales de aquello que muchos llaman “gusto” o “estilo”.

Pero lo más interesante no está en el público en sí –si bien una mirada antropológica de las audiencias y las subculturas siempre resulta atractiva–, sino en lo que el público mismo viene a ver, escuchar, deleitar: figuras influyentes, personas que marcan tendencia en el inframundo del diseño, la ilustración, la fotografía, los videojuegos, la animación, la música de vanguardia y la tecnología aplicada al mundo creativo.

“Creíamos que faltaba un lugar que reuniera a gente de distintas profesiones creativas de manera multidisciplinaria –cuenta Gonzalo Fargas, editor de la revista 90+10, mientras corre de acá para allá procurando que todo salga perfecto, que los conferencistas no se pierdan en los laberintos oscuros del Abasto–. Nos pareció una buena idea organizar un encuentro generador del cruce entre estas disciplinas, junto con un contenido que abra la mente, motive e inspire”.

Por ejemplo, el diseñador colombiano Luis Angarita (http://www.domesticmonsters.com/), que dijo presente no en cuerpo sino en alma, en esencia multimediática: vía videoconferencia desde Canadá cuenta qué es eso de su manifiesto sobre el fin del diseño, por qué estamos embobados por todo lo que huela a tecno. “Estamos enamorados de la tecnología –dice y piensa una voz lejana, la de Angarita, desde un cuerpo ausente, vía un sistema similar al de Skype–. Hoy constituye un trauma salir a la calle sin celular, aquel microondas que llevamos pegado a nuestros cuerpos. Estamos llenos de cosas que no necesitamos y dependemos de artefactos. No puede ser que cuando se corta la luz se apague también nuestra creatividad. ¿Me escuchan? ¿Aló?”.

Y se corta.

Hasta que Angarita se reconecta, redondea, saluda y se despide para cederle su lugar también virtual al estadounidense Jeben Berg, director creativo de Cross Platforms Solutions para YouTube y Google, cuya voz está acá, en la sala A de la planta alta del Konex, mientras que su cuerpo se quedó atascado en San Francisco. “Me gusta pensar a YouTube no como un portal de videos, sino como una plataforma para contar historias, para transmitir experiencias emocionales –explica–. Los contenidos se vuelven historias que golpean al corazón, fenómenos que alimentan el boca a boca. Por ejemplo, miren lo que pasó con Susan Boyle. Es la historia del patito feo. Ese video estableció una conexión emocional con los espectadores”.

SÁBADO DE INSPIRACIÓN. Fiel a su misión de ser un encuentro multidisciplinario, en el Inspiration Fest hay tanto para ver (y aprender) que uno no tiene el tiempo ni el cuerpo para verlo todo. De ahí que los visitantes armen, cronograma de actividades en mano, su propio “recorrido de lectura”.

Unos perfilan para los workshops de la planta baja como el Collage Lab/Graffiti (http://www.collagelab.com.ar/). Otros, en cambio, prefieren pasar la tarde cómodos, secos y sentados, cazando cada idea en charlas eclécticas y sorprendentes como la de Tony Michiels, diseñador y curador artístico asociado al Joris Laarman Studio (http://www.jorislaarman.com/), quien reveló los cómo y los porqué de los trabajos de su laboratorio de investigación –tostadoras reinventadas, radiadores barrocos y antimodernista, su silla con forma de hueso– como ejemplo de la evolución cultural.

Pasan las horas y le llegó el turno a Guillaume Vallée para demostrar por qué a su estudio (http://www.jvallee.com/) se lo considera uno de los más innovadores en el campo del diseño gráfico canadiense con sus animaciones stop motion con papel. “Creemos que no todo se puede ni se debe hacer con computadoras en esta época –dice, se ríe, revela–. Experimentamos mucho combinando el arte digital con el arte manual”.

PASTILLAS DIGITALES. Las horas pasan y, lejos de cansarse, los presenten quieren más. Presos de una gula inspirativa, escuchan las palabras y consejos de Lichtfaktor (http://www.lichtfaktor.eu/), un grupo alemán que sorprende con sus trabajos de light painting (o pintura lumínica). “La pintura con luz no es del todo nueva –remarcan–. Picasso ya experimentó con ella. Lo bueno es que es algo que cualquiera puede hacer. Lo único que se necesita es una cámara y los LED. El truco está en el tiempo de exposición. Sólo hace falta tiempo y paciencia”.

Pero a no todos les va tanta luz y deciden saber quién es el japonés Dice Tsutsumi (ilustrador de Pixar, http://www.simplestroke.com/); qué tiene que decir el alemán Julius Weidemann, editor de Taschen, sobre el futuro del libro. O qué es un Dorkbot –un encuentro informal sobre arte electrónico–, qué tan buenas son los documentales Objectified (sobre diseño industrial), Good Copy Bad Copy (sobre la propiedad intelectual, la creatividad y la cultura) y Visual Acoustics (un film sobre arquitectura icónica del modernismo y fotografía) o el proyecto Design Politics de Chile.

Hasta que alguien descubre la sala donde Iván Ivanoff cuenta qué es Estado Lateral Media Lab y reflexiona: “Somos una nueva generación de seres humanos. Somos Homo laptus, gente con laptops. La mitad de nuestras vidas en estas máquinas. Como los laboratorios farmacéuticos fabrican pastillitas nosotros fabricamos nuevos medios. Diseñamos pastillitas de colores pero digitales. Investigamos nuevas posibilidades mediáticas. Todos los chiches modernos, del iPod a las laptops, nacieron de media labs, ámbitos donde se funden las ciencias, el arte y la técnica”.

Obnubilados por tanta innovación, la última parada tampoco da respiro: dos match de Cut&Paste, una contienda casi boxística –y por primera vez realizada en América Latina– en la que ocho participantes deben crear, en dos tandas de sólo 20 minutos, figuras en 2D y 3D de la nada en programas como AutoCad.

Unos transpiran, otros hacen que no escuchan la música electrónica que acelera el pulso. Pero todos disfrutan lo mismo: diseño en vivo y en directo, ideas en movimiento, combustible neuronal.

Por Federico Kukso
Fuente: Crítica
Más información. http://www.criticadigital.com/
Recibido de Gacemail - TEA imagen

No hay comentarios: