¡SOY BOHEMIA ! ¿Y QUÉ?

Siempre me preguntan ¿que es ser Bohemio? les respondo : El Bohemio vive por vivir , se llena de angustia sin tener por qué, pero está alegre cuando otros no están.

El Bohemio vive su vida incansable de ideas ,algunas creativas y otras filosóficas, todas para hacer de su vida un paraíso. El Bohemio no teme, solo porque él vive su vida como quiere, ahora sin causarles daños a sus semejantes. Vive la vida con principios y hasta con responsibilidad pero hace lo que quiere cuando quiere. En la música encuentra pinturas, en las poesías encuentra música, y en las pinturas encuentra versos ...es así mientras que se bebe su copa y sin faltar un café en un bar escondido adonde solo se lee por la media luz y la atmósfera del tabaco. La noche es su tarima....ahi baila, canta, bebe, conversa y admira a otros como él. Se proclama el duende de la noche. Ve el mundo con otros ojos ...él ve colores en el cielo nublado, ve la melancolía en una rosa brillante en su esplendor.

Gracias a todos que entienden estas breves letras. ¡SÍIIIIIII!!!! ¡Soy una Bohemia !!! ¿y Qué?

Utiliza este servicio

Seguidores

Google+ Followers

Un debate que lleva siglos: Arte o artesanía - por Carlos Pallarols

En primer lugar, habría que diferenciar las diferentes parcelas plásticas que bajo el termino de "arte sacro", han recibido multitud de definiciones a lo largo de los siglos. Frente al sentido peyorativo de tiempos pretéritos en la calificación de "Artes menores" frente a las mayores (arquitectura, escultura y pintura), se tiende hoy día a revalorizar estos oficios, incluso llegando a situarlos en un lugar privilegiado dentro de las artes suntuarias, ya que son de vital importancia en la realización de las artes mayores. Así se han superado denominaciones excesivamente concretas, como Artes utilitarias, industriales o aplicadas, cuya calificación tiende a aminorar la valía artística de la obra.

Podríamos diferenciar dos vertientes en la producción del artista con respecto al artesano: una la que surge con un fin puramente práctico y con deseos estéticos y otra que no siendo práctico se aboceta con un fin estético. De esta forma, en sus realizadores, podemos distinguir claramente las dos acepciones, artista y artesano. La diferencia entre las dos radicaba, en un principio, en el espíritu creativo que es el motor de vida del artista, el cual lucha incansablemente en un sentido inventor y creativo, abandonando lo común o rutinario.

El artesano sigue un canon formativo tradicional que incluso llega a ser reiterativo, pero tanto para uno como para otro es indispensable un espíritu vocacional, pues si no fuese así, ni artesano ni artista podrían ser otra cosa que hacedores y no creadores, pues sin duda alguna, el ser creador o no serlo no depende sólo de la especialidad o disciplina que se practique, sea arte mayor o menor, sino del artista o el artesano mismo que así viva, se sienta o lo sea.

Fuente: su página en Facebook

No hay comentarios: