¡SOY BOHEMIA ! ¿Y QUÉ?

Siempre me preguntan ¿que es ser Bohemio? les respondo : El Bohemio vive por vivir , se llena de angustia sin tener por qué, pero está alegre cuando otros no están.

El Bohemio vive su vida incansable de ideas ,algunas creativas y otras filosóficas, todas para hacer de su vida un paraíso. El Bohemio no teme, solo porque él vive su vida como quiere, ahora sin causarles daños a sus semejantes. Vive la vida con principios y hasta con responsibilidad pero hace lo que quiere cuando quiere. En la música encuentra pinturas, en las poesías encuentra música, y en las pinturas encuentra versos ...es así mientras que se bebe su copa y sin faltar un café en un bar escondido adonde solo se lee por la media luz y la atmósfera del tabaco. La noche es su tarima....ahi baila, canta, bebe, conversa y admira a otros como él. Se proclama el duende de la noche. Ve el mundo con otros ojos ...él ve colores en el cielo nublado, ve la melancolía en una rosa brillante en su esplendor.

Gracias a todos que entienden estas breves letras. ¡SÍIIIIIII!!!! ¡Soy una Bohemia !!! ¿y Qué?

Utiliza este servicio

Seguidores

Google+ Followers

Historia de un reloj especial: Breguet N° 160



En 1783, Breguet recibió un pedido especial: realizar un reloj, a cuenta de un oficial de la guardia de la reina francesa María Antonieta, que incorporara todas las complicaciones relojeras mas avanzadas de la época, no tenia limite en precio ni en tiempo.
Breguet acepto el reto y comenzó a fabricar un reloj de bolsillo en oro amarillo con cristal roca por ambas caras, repetición de minutos, calendario perpetuo, ecuación de tiempo, indicador de reserva de cuerda, termómetro metálico, subesfera de segundos y segundero central, escape de ancora, puente de volante en oro y sistema antichoque.
El tiempo de realización del Breguet nº 160 fue de 44 años, o sea que fue terminado 34 años después de la muerte de María Antonieta.
 N º 160 fue vendido al Marqués de la Groye, que tuvo que volver para las reparaciones en 1838, pero inexplicablemente no lo recoge. En 1887 fue comprado por £ 600 por un coleccionista Inglés, señor Spencer Brunton. Cambió varias veces de dueño antes de ser comprado por Sir David Lionel Salomons que lo añadió a su extensa colección de relojes. Salomons, un mecánico ingeniero e inventor, era una autoridad en Breguet quien afirmó que « llevar un buen reloj Breguet es sentir que tienes el cerebro de un genio en el bolsillo". Vera la hija de Salomons, que heredó su patrimonio en 1925, era una frecuente visitante de Palestina; allí fundó instituciones benéficas, con la esperanza de promover el entendimiento árabe-judío. Su mentor y presunto amante, Leo Mayer Aryeh, fue el rector de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Después de la muerte de Mayer en 1959, fundó un museo en su memoria, el Museo Mayer Memorial de Arte Islamico inaugurado en 1974. Vera Salomons dono los relojes de su padre antes de su muerte en 1969.
El reloj fue substraído de este museo en 1983 junto a otras extraordinarias piezas de relojería (mas de 100) y estuvo desaparecido hasta el 2006. El motivo de tan largo tiempo estuvo en que su ladrón, Nééman Lidor (cuyo nombre verdadero era Na'aman Diller), lo tuvo en una caja fuerte de Holanda y no vio la luz hasta que la abogada de su viuda negocio con el museo para su devolución junto a otras 13 unidades.
En 2005, Nicolás G. Hayek, máximo responsable del Grupo Swatch, se propuso hacer una copia perfecta del Breguet 160 de María Antonieta. El reloj fue presentado dentro de una caja elaborada con madera del árbol preferido de María Antonieta, talado en el parque del Palacio de Versalles. Aunque Hayek se prestó a comprar el árbol, el estado francés le regaló la madera, pero a cambio el Grupo Swatch financió la restauración del Petit Trianon, el palacete favorito de la reina en Versalles.

No hay comentarios: