¡SOY BOHEMIA ! ¿Y QUÉ?

Siempre me preguntan ¿que es ser Bohemio? les respondo : El Bohemio vive por vivir , se llena de angustia sin tener por qué, pero está alegre cuando otros no están.

El Bohemio vive su vida incansable de ideas ,algunas creativas y otras filosóficas, todas para hacer de su vida un paraíso. El Bohemio no teme, solo porque él vive su vida como quiere, ahora sin causarles daños a sus semejantes. Vive la vida con principios y hasta con responsibilidad pero hace lo que quiere cuando quiere. En la música encuentra pinturas, en las poesías encuentra música, y en las pinturas encuentra versos ...es así mientras que se bebe su copa y sin faltar un café en un bar escondido adonde solo se lee por la media luz y la atmósfera del tabaco. La noche es su tarima....ahi baila, canta, bebe, conversa y admira a otros como él. Se proclama el duende de la noche. Ve el mundo con otros ojos ...él ve colores en el cielo nublado, ve la melancolía en una rosa brillante en su esplendor.

Gracias a todos que entienden estas breves letras. ¡SÍIIIIIII!!!! ¡Soy una Bohemia !!! ¿y Qué?

Utiliza este servicio

Seguidores

Google+ Followers

EL VALOR DE LA MUJER


Cuenta la leyenda que al principio del mundo, cuando Dios decidió crear a la mujer, encontró que había agotado todos los materiales sólidos en el hombre y no tenía más de que disponer.

Ante este dilema y después de profunda meditación, hizo esto:
Tomo la redondez de la luna, las suaves curvas de las olas, la tierna adhesión de la enredadera, el trémulo movimiento de las hojas, la esbeltez de la palmera, el tinte delicado de las flores, la amorosa mirada del ciervo, la alegría del sol y las gotas del llanto de las nubes, la inconstancia del viento y la fidelidad del perro, la timidez de la tórtola y la vanidad del pavo real, la suavidad de la pluma de un cisne y la dureza del diamante, la dulzura de la paloma y la crueldad del tigre, el ardor del fuego y la frialdad de la nieve.

Mezclo tan desiguales ingredientes, formó a la mujer y se la dio al hombre.
Después de una semana, vino el hombre y le dijo: ¡¡¡Señor, la criatura que me diste me hace desdichado, quiere toda mi atención, nunca me deja solo, charla incesantemente, llora sin motivo, parece que se divierte al hacerme sufrir y vengo a devolvértela porque no puedo vivir con ella!!!

Bien, contestó Dios y tomó a la mujer.
Pasó otra semana, volvió el hombre y le dijo: Señor, me encuentro muy solo desde que te devolví a la criatura que hiciste para mí, ella cantaba y jugaba a mi lado, me miraba con ternura y su mirada era una caricia, reía y su risa era música, era hermosa a la vista y suave al contacto. Me cuidaba y protegía cuando lo necesitaba, me daba dulzura, ternura, comprensión y amor sin condiciones, por favor Dios, devuélvemela, ¡¡¡porque no puedo vivir sin ella!!!

Ya veo, dijo Dios, ahora valoras sus cualidades, eso me alegra mucho, claro que puedes tenerla de nuevo, fue creada para ti, pero no olvides cuidarla, amarla, respetarla y protegerla, porque de no hacerlo, corres el riesgo de quedarte de nuevo sin ella...

Te miré y sucedió


Sucedió que volvemos a encontramos otra vez, como en una nueva primera vez;
y sentí que sentíamos lo mismo. Las miradas en sus extrañezas nos delatan.
Pareciera como si tu destino y el mío, hubieran estado dormidos en algún rincón de nuestras mentes por muchos siglos en un sueño muy profundo, y que ahora despiertan en el alba de otra época por la coincidencia de un mirar tan  divino, como extraño.

Es como si nos hubiéramos amado inconclusamente en otros tiempos, y que ahora, en la intercepción de nuestros caminos, súbitas remembranzas vienen a nuestras miradas con la aparente intención en que cerremos un ciclo.
Las miradas dentro de un halo de misticismo, develan y hablan de nuestro destino, al mismo tiempo que sentencian su veredicto condenatorio en amarnos aquí, o en otro tiempo más allá de esta existencia.

Predestinados-Rourke Boada

CHOCOLATES Y CHAMPAÑA De: Walter Robinson Pineda Cepeda



Como si el deseo fuera chocolate,
caliente, líquido y derretido,
mi boca inicia su alquimia de besos

por la ruta de tus sentidos vulnerados,
te estremeces profunda en tus huesos
cuando mis manos descubren tu piel,
beso la columna de tu cuello,
bajo por la curva deliciosa de tu espalda
con la punta de mis dedos que caminan,
busco en la copa de tus pechos
plenilunios y solsticios de primavera,
me derrito por cada aroma de tu cuerpo,
me derramo líquido por tus sentidos,
te vuelves agua al contacto de mis deseos,
que te hablan en silencio en cada caricia,
siento tu desnudez pura como golosina,
tus ojos me regalan miradas como besos
y tu boca cae sobre mi como cascada chocolate
caliente, húmeda, derretida.

Tus deseo y mis deseos
son como la espuma del champaña,
basta abrir pétalos de sentimientos
para que salte esa cascada fresca y espumosa
con el sabor del amor que emborracha
y vence toda resistencia.
Esa sensación que baja por mi garganta
Y me pone en alerta los sentidos
Cuando tu calor se mezcla con el rocío único
de ese río dulce como tu amor bajando por tu piel,
Humedeciendo tus pechos de afrodita
y cobrando vida en el jardín de Venus…

Cuánta sed he acumulado desde el paraíso
para vivir cada segundo de este instante…¡¡¡


LAS ALMAS, UN ALMA.Por: Mauro Mateos



Noviembre es el mes correcto. Jueves a la mañana el momento ideal. Me ha costado el olvido de mi familia y amistades, pero no es tiempo de reparar en nimiedades que corrompan este momento por el cual he fatigado más almanaques que años han sido plasmados en tortas de cumpleaños,
Cuando el sol sorprenda la ventana de mi escritorio, la maquinaria que tanto me costó construir finalmente entrará en práctica y los kilómetros de papel, litros de tinta invertidos en este proyecto, dejarán sin palabras ni aliento las vacías teorías científicas.
Los engranajes de alerce tendrán la capacidad de capturar el aliento en una red de barba de pino. Dentro de este aliento separaré las palabras secretas que descifran la latitud y longitud que ubica el ciego sitio geográfico donde reside el Alma. De estas palabras, que son tres: Una articula el idioma de los Dioses. La segunda, guarda la llave que quita al tiempo su asidua tarea y lo deja sin a
utoridad por un breve periodo. Por ultimo, la tercera palabra, es el conocimiento único y vasto de la vida.
Con estas tres palabras me debo concentrar en una vasija de roca, molerlas con un mortero hasta que se manifieste un aceite espeso, amargo, más lejano que la miel de los egipcios.
Beberé dicho brebaje intentando despejar la mente hasta el absoluto nada. Una vez lograda esa ausencia soñaré una pampa blanca, una pluma antigua y la tinta de los antiguos. En esa blanca extensión escribiré los códigos que destraban el candado de la puerta de ingreso que establece las fronteras entre las almas que, en realidad y desde el génesis, fueron una.
En algunas horas despertaré de la sombra de las sombras de un sueño de alquimia y símbolos. Si el brebaje honra la promesa de los dioses, las palabras de algún lector que tropiece con estos trazos escribirá que ya su alma es un peregrino en busca del brebaje.
Las Almas, un Alma
.
Calaverita Mateos (Esquel)
www.calaveralma.com.ar